Gobierno licitará el próximo año estudio para evaluar factibilidad de una "Región de Aconcagua"

Hace poco más de diez años, el país tenía 13 regiones. En 2007, con las creaciones de Arica y Parinacota, y Los Ríos, se llegó a15, y hace poco más de dos meses, con Ñuble, subieron a 16. Este escenario ha motivado que, durante los últimos años, movimientos y parlamentarios de la zona insistan en la creación de una Región de Aconcagua, que cubra las provincias de San Felipe de Aconcagua, Los Andes y Petorca, y en algunos casos Quillota, todas las cuales pertenecen a la Región de Valparaíso. Esta discusión llevó a que la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) del gobierno anterior licitara un estudio para ver la factibilidad técnica de la nueva región. Los resultados se publicaron en el texto “Proyecto Creación Región de Aconcagua”, terminado en 2017. Este fue informado a la población el 9 de marzo pasado. Sin embargo, la actual administración desechó el informe, criticando su validez. “El estudio realizado por el gobierno anterior no se ajustó a criterios de objetividad. Inicialmente se le encargó a una consultora independiente, pero el informe final de factibilidad técnica se redactó en la propia subsecretaría”, explica el subsecretario de Desarrollo Regional,Felipe Salaberry. Salaberry agrega que “no puede ser la misma autoridad la que realice un estudio de esta envergadura, pues eso se traduce en 
un resultado poco transparente”. Por esta razón, la autoridad informa que el Ejecutivo hará un nuevo estudio de factibilidad económica y financiera para ver cuán posible es conformar esta nueva zona. La decisión final quedará en manos del Presidente de la República. 
El estudio será licitado en el primer semestre de 2019. Se estima que su elaboración sea durante el segundo semestre, y que su adjudicación corresponda a una universidad. 
Uso de una nueva metodología 
Junto con ello, para evitar que los gobiernos realicen estudios con distintos criterios para la creación de nuevos territorios, la Subdere encargó a la Universidad Adolfo Ibáñez la elaboración de una metodología. Hasta hoy solo existe un proceso tipo para la creación de nuevas comunas, pero no para regiones. Esto explica los diferentes mecanismos que se han desarrollado en la conformación de las re-
giones más recientes. Para Arica y Parinacota, y Ñuble se desarrollaron “estudios de línea base”, que consideraban criterios como el mínimo común en áreas como la socioeconómica y territorial. Para la de Aconcagua, en tanto, el informe del año pasado hizo una evaluación técnica que analizó otras variables, como crecimiento demográfico y cantidad de kilómetros rurales y urbanos, entre otras. Así, este nuevo procedimiento evaluará técnicamente —tantoen como financiero— la creación de regiones, provincias y comunas, e incluirá varias etapas para poder filtrar de forma más rápida las solicitudes que cumplan las condiciones mínimas para crear otra región. 

 

Fecha: 
Domingo, Noviembre 18, 2018
Imagen: 
Fuente: 
El Mercurio. Cuerpo C