MOTOR DE DESARROLLO EN REGIONES

Según el Informe Matrícula en Educación Superior en Chile 2018 del Servicio de Información de Educación Superior (SIES), la regional de la matrícula total 2018 se concentra principalmente en las regiones Metropolitana, Valparaíso y Biobío, lo que suma 900.278 estudiantes (71,3 %). Recientemente se ha registrado un alza en las regiones de Tarapacá (8, 4%), Los Ríos (7, 2%), Aysén (5, 4%) y Arica y Parinacota (5, 0%). Por: Jorge Aliaga Sandoval 
Ya sea en el norte, centro o sur del país, las universidades han asumido un relevante papel, ya que potencian el desarrollo regional, lo que se traduce en el aporte de nuevos profesionales para zonas aledañas, la realización de importantes encuentros y actividades, y la migración de estudiantes a este lugar desde otras ciudades, etcétera. “La presencia de universidades en las distintas localidades del país es vital tanto para el desarrollo educacional, como económico, social y productivo de las regiones. En primer lugar, porque evitan que los talentos jóvenes tengan que migrar hacia las grandes ciudades para desarrollarse profesionalmente, ubicándose, como un pilar fundamental del proceso de descentralización que como Gobierno queremos llevar a cabo”, dice Felipe Salaberry, subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo 
A juicio de esta autoridad, al evitar la fuga de estos estudiantes, se genera la posibilidad de que estos planteles locales formen a personas que conocen en primera persona las necesidades que aquejan a su territorio. Esto, ayuda de manera directa a fortalecer la identidad y el desarrollo de la comunidad. “Las universidades regionales entregan una gran contribución en materia investigativa en las localidades en que se encuentran insertas, ya que una buena parte de ellas ha realizado estudios apli-
cados acerca de las problemáticas y al desarrollo de estos territorios. Además, dichos planteles se configuran como un aporte para lograr un país más competitivo a nivel global”, añade. 
Cifras De acuerdo a datos de la Agrupación de Universidades Regionales, entidad que agrupa a las 22 universidades pertenecientes al Cruch (Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas), estas casas de estudio regionales, abarcan el 98% del territorio nacional y el 60% de la población del país. Acogen a más de 220.000 estudiantes con una comunidad académica de 20 mil docentes e investigadores. Aportan 
entre el 44% de la investigación científica indexada en Chile. “Estas universidades han asumido las características, problemas y desafíos de sus territorios, por lo que su misión está marcada por el esfuerzo permanente de integrar calidad, compromiso y pertinencia con su entorno”, dice José Antonio Abalos, director ejecutivo de la Agrupación de Universidades Regionales (AUR). A esto hay que sumar la presencia de las universidades privadas en regiones que también han asumido el desafío de crear academia e investigación, fomentando la descentralización en Chile. Muchas de ellas con programas y horarios más flexibles. 
Regiones”. Felipe Salaberry, subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere)
 

Fecha: 
Lunes, Noviembre 26, 2018
Imagen: